Mascarillas caseras para el acné – Realza tu belleza natural con mascarillas a base de Miel

¿Sabías que el endulzante natural creado por las abejas es en realidad muy bueno para tu piel?

Probablemente los antiguos Griegos fueron los primeros en disfrutar de los beneficios de la miel, ellos descubrieron que este endulzante natural dejaba la piel suave y rejuvenecida. Probablemente ellos desconocían que la miel es un humectante que conserva la humedad de la piel, dándole más flexibilidad y elasticidad.

A través de los años, los científicos han descubiertos otros atributos de la miel. Descubrieron que la miel es un agente antibacteriano y antiséptico natural.

 

La Miel es uno de los remedios caseros para el acné

 

Propiedades de la Miel

La miel contiene aminoácidos y enzimas que hacen maravillas con tu piel, es además una cura natural para el acné debido a que limpia los poros y previene el desarrollo de microbios en la piel.

También te sorprenderá el saber que la miel es un bloqueador solar natural. Sus propiedades antioxidantes protegen tu piel de los dañinos rayos UV. Mientras más oscura sea la miel, es porque contiene más antioxidantes.

Con todas las propiedades beneficiosas para tu piel, ¿por qué elegir cremas y humectantes caros del mercado, cuando tienes tu propio elemento natural anti-edad en la cocina? Con solo combinar la miel con otro ingrediente para intensificar tu piel, puedes preparar tu propia mascarilla de miel, la cual es estupenda para combatir el acné, cicatrices y puntos negros.

Preparando mascarillas naturales a base de miel

 

No existe solo una receta para hacer una mascarilla de miel. Puedes agregar cualquier cosa a la miel, ya sea; limón, leche, avena… básicamente todo lo que sea natural es bueno para tu piel, y ¡voila! Tendrás tu propia mascarilla natural, y sin gastar demás.

Por ejemplo, combinar una cucharadita de miel cruda con 3 gotas de aceite de lavanda, hará una mascarilla que debes aplicar por 15 minutos. Hazlo regularmente y te sorprenderás de cómo una mascarilla tan simple puede mejorar tu piel.

Puedes aprender a crear otros tipos de mascarillas naturales para la piel en este artículo.

 

Mascarillas de miel para piel sensible

 

La mitad de una cucharadita de miel, mezclada con la mitad de un plátano, un cuarto de taza de avena cocida con leche, y huevo, hará una mascarilla de miel que es lo mejor para una piel sensible.

 

Mascarillas de miel para el acné

 

¿Sufres de acné? Hazlo desaparecer utilizando una mascarilla de miel regularmente. Solo combina 2 cucharaditas de miel con 2 de leche, un limón, 1 cucharada de yogurt y un poco de agua tibia. Aplica esta mezcla y deja que se seque. Haz esto con frecuencia y verás que tu acné comenzara a desaparecer. Esto se debe a las propiedades milagrosas de la miel, mezcladas con los elementos limpiadores de la leche y el limón.

Otro remedio anti-acné es una mascarilla de miel que contiene aceite de árbol de té. Solo agrega unas gotas de aceite de árbol de té y aplica. El aceite de árbol de té tiene propiedades antimicrobianas, antisépticas y anti hongos, así que al mezclarlo con miel obtendrás una fuerte mezcla para curar el acné.

Mascarillas de miel para el enrojecimiento y la inflamación de la piel

El Aloe Vera, el cual tiene efecto humectante, iluminador, tonificador y suavizante, al combinarlo con miel creara una mascarilla que es ideal para las personas que sufren de enrojecimiento, inflamación y escozor en la piel. Solo debes combinar una cucharadita de aloe vera con miel para obtener esta mascarilla. Prepáralo todos los días y déjalo actuar por 10 minutos, haz esto regularmente y ten por seguro que la gente notara el cambio.

 

Consejos para preparar mascarillas de miel

 

Para obtener todos los beneficios de tus mascarillas, debes asegurarte de prepararlas con ingredientes frescos cada día, y preferentemente con ingredientes orgánicos.

Recuerda filtrar la miel antes de usarla, ya que la miel cruda que no ha sido filtrada puede contener polvo, granos de polen y otros elementos externos que pueden dañar tu piel.

Siempre debes probar la mascarilla en una pequeña zona de piel ya que no todas las pieles toleran bien la miel, y si tu piel es sensible, es mejor que te asegures que tu mezcla casera no te vaya a dañar.

Si las mascarillas de miel son excelentes para tu piel ¿por qué no todo el mundo las usa? La gente no se interesa mucho debido a que la miel es pegajosa y causa gran desastre a la hora de usarla, además ¿quién tiene tiempo de preparar una mascarilla de miel todo los días cuando tienen que salir en poco tiempo?

Sin embargo, si quieres decirle adiós a una piel propensa a tener acné y darle la bienvenida a una piel flexible, suave y con aspecto juvenil ¿por qué no probar una mascarilla de miel regularmente en tus cuidados de belleza? Los resultados harán que todo valga la pena.

 

Otras mascarillas para el acné

 

Harina de avena

Una de las mascarillas para el acné que te podemos recomendar es la que se hace a base de harina de avena. Para ella necesitarás una taza de harina de avena y media taza de leche de vaca. Todo se vierte en un recipiente, se mezcla y se revuelve hasta que se logra una pasta cremosa. Eso debes untarlo en el rostro y dejarlo por 15 minutos, después de los cuales debes enjuagar con agua tibia y después con agua fría.

Zanahoria

Otra de las mascarillas para el acné es que se prepara con zanahoria. Para ella necesitas media taza de yogur natural, una cucharada sopera de zanahoria rallada y 1 cucharadita de fécula de maíz. Todos los ingredientes se juntan hasta formar una mezcla homogénea, la que luego se debe aplicar sobre la zona con acné durante 20 minutos. Al final se retira con agua fría. La gracia de las mascarillas para el acné que se hacen en base a zanahorias es que este tipo de tubérculos contiene absicinas que son sustancias que cumplen la función de absorber los elementos tóxicos y las grasas de la piel.

Mascarillas de barros naturistas

Otras mascarillas para el acné efectivas son las que se hacen con barros que se pueden adquirir en las tiendas de productos naturistas. El “xochitl” es uno de esos barros que se pueden adquirir y que vienen en forma de polvo, el cual se debe mezclar con agua para conseguir la condición barrosa de la mascarilla. Esta mascarilla se aplica sólo por cinco minutos en la zona con acné. Se recomienda que después de retirada la mascarilla se apliquen unas rodajas de pepino para así evitar el desecamiento de la piel.

Arcilla

Dentro de las mascarillas para el acné que tienen como base el barro o la arcilla, se encuentra una llamada “sofimari” que se prepara mezclada con pepino o con aloe vera, zanahoria y miel. Se deja por unos 5 minutos y después se retira mediante agua, un baño de vapor y posterior aplicación de hojas de salvia.

Aloe vera

El aloe vera es uno de los elementos más efectivos dentro de las mascarillas para el acné dadas sus características de regenerador de la dermis. Una de las recetas de mascarillas para el acné de este tipo se prepara con la pulpa del aloe vera, la que debe ser licuada en con miel, aceite de oliva y yogurt natural (en el caso de que tu piel sea muy grasa se puede eliminar el aceite de oliva).

Identifica el mejor tratamiento

Recuerda que estas mascarillas para el acné son una gran ayuda, pero de ningún modo reemplazan la visita al médico experto. Por lo tanto, si padeces de un acné avanzado debes visitar al dermatólogo quien será el encargado de evaluar cuál es el mejor tratamiento para tu tipo de piel.